1879: llega el tren (y también el rey)

Los morachos, y los muchos curiosos venidos de las cercanías, vivieron el día 3 de febrero de 1879 no solo la asombrosa novedad de asistir a la llegada del ferro-carril, como escribían entonces, sino también la sensación insólita de ver descender de él nada menos que a don Alfonso XII, el joven y apuesto rey de 21 años que andaba en lenguas de todos: hacía doce meses que se había casado, y seis que la muerte le había arrebatado a su amadísima esposa, María de las Mercedes de Orleans, ¡de 18 años! Toda la prensa de la época se hizo eco del viaje real y también del recibimiento de los morachos. «No son posibles mayores aclamaciones y pruebas de entusiasmo —leemos en el parte del gobernador civil al ministro de la Gobernación—que las que la población de Mora y pueblos limítrofes han tributado a nuestro augusto monarca»… Ir a Casos y cosas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s