Porroninas

Me asalta a veces la memoria el voceo de la mercancía por las calles de la villa cuando se acercaban las Pascuas, como entonces decíamos. Siempre en voz de mujer, siempre en las mismas palabras, siempre en el mismo orden: ¡Vinilloooos! ¡Almantecaoooos! ¡Porroninaaaas! Permita el lector que le confiese que los segundos no me acababan de convencer: me resultaban algo ahogadizos; los primeros, podían pasar; en cuanto a las porroninas… Ir a Breves.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s