Lo que pesa el alma humana

Treinta gramos exactamente. Es el sensacional descubrimiento que hizo en la primavera de 1912 un médico de San Petersburgo. Su indagación le llevó también a establecer firmemente que los animales no tienen alma. Cuestión de pesos. Véalo el lector en El Nuevo Ateneo. Ir a Cajón de sastre.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s